domingo, 3 de junio de 2012

Con ganas de Sierra

Llevaba un tiempo yo con ganas de campo y este fin de semana, por fin, me ha tocado. Desde pequeña me inculcaron el disfrutar de la naturaleza y, la verdad, es que debería hacer este tipo de salidas más a menudo, porque a mi cuerpo y a mi espíritu le sientan francamente genial...
Hemos estado en Guadalcanal, en la sierra norte de Sevilla, en el cortijo de una amiga. 
A mi no me hacen falta excusas para ponerme a dibujar cualquier cosa, pero la verdad es que era inevitable agarrar los lápices y ponerse a pintar... Cualquier rincón ofrecía miles de oportunidades para disfrutar dibujando. Como ejemplo, la cocina, con esa colección de cuchillos para la matanza y un recipiente para el agua bendita en la pared.



Si al encanto del cortijo, le unimos los alrededores, con la maravillosa ribera del Huesna, llena de fuentes, pozas y cascadas, comprenderéis que haya disfrutado como una enana...



Pero como todo lo bueno se acaba y los fines de semana no duran eternamente, vuelvo a mi vida diaria. Eso sí, feliz, con las pilas cargadas y el cuaderno un poquito más lleno...





4 comentarios:

  1. Como mola la crónica de la excursión. :D

    ResponderEliminar
  2. Menudos dibujazos... Y la cocina y el salpicadero... Chulísimos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manu. Ha sido un fin de semana muy productivo ;)

      Eliminar