viernes, 12 de abril de 2013

La Fábrica de Colores


En el barrio de San Jerónimo, en las afueras de Sevilla, hay un edificio abandonado que siempre me ha llamado la atención. Es un edificio industrial de la década de los 30, cuando el barrio tuvo su apogeo, gracias a la creación de industrias alrededor de las vías del tren y a la emigración hacia las ciudades de muchos habitantes de los pueblos de la sierra norte de Sevilla.
En su fachada se puede ver un azulejo (que es lo único en el edificio que conserva el brillo de otras épocas) que dice "Nuestra Señora de la Esperanza. Fábrica de Colores". Con un nombre tan sugerente, no podía pasar de largo sin dedicarle un dibujo, sobre todo porque, dada la reciente reurbanización de los alrededores, temo que algún día tiren esta "fábrica de colores" y nos quedemos en la ciudad un poquito más grises...

6 comentarios: